Series y piezas individuales

Cavilaciones
Euritmia ampara mi alter ego

 

Serie realizada durante el 2013,

Urbe Entelequia

 

Las piezas de Urbe entelequia se ven en 3D y además se escuchan. Con elementos lúdicos, Fernando Silva acerca su obra al espectador

 

Merry MacMasters, Periódico La Jornada, 26 de julio de 2010

 

Competir por la atención de las jóvenes generaciones, rodeadas de un rico entorno visual, no es tarea fácil. El pintor abstracto Fernando Silva (DF, 1964) lo hace al proveer su obra de elementos lúdicos que acercan a los públicos, como jugar con la tercera dimensión o acompañar sus cuadros con un par de audífonos para ambientarse con los murmullos grabados de la ciudad.

La serie más reciente de Silva, Urbe entelequia, exposición preparada para la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, en Cuernavaca, pretende capturar la vorágine de urbes como Nueva York o el Distrito Federal, cuyos sonidos, arquitectura, habitantes, luces, reflejos, te tragan, te absorben.

Para el artista y editor, el elemento lúdico permite a los sentidos entender el trabajo desde otra perspectiva, porque “estoy convencido en términos de mi trabajo, y lo apoyo, de que los ojos no ven, al igual que los oídos no son los que escuchan. Quien procesa realmente la información es el cerebro. Realmente me importa el elemento lúdico, porque la distancia que tiene el público con las piezas me resulta incómodo.

“Las personas se acercan a los cuadros con cierto recelo, no tienen un diálogo tan cercano. Me parece que esa parte de capacidad de sorpresa se ha extraviado un poco en muchas pinturas, sobre todo cuando son temas abstractos. La gente se identifica con bastante facilidad cuando son paisajes, bodegones, desnudos o retratos. Pero todo lo que tiene que ver con líneas, colores y planos, es aparentemente frío, de repente el espectador pregunta: ‘¿qué me dice?’”

Con los lentes para 3D, el espectador descubre que la pieza tiene otro discurso, otra forma de verse, es decir, en diferentes planos. Para lograr las transparencias, Silva emplea una técnica antigua a partir de veladuras: Se trabajaba con pigmentos muy delgados, suaves, sutiles, para lograr volúmenes. Con esa técnica, como es óleo, hay que esperar que seque para aplicar la siguiente capa. Entonces, cada cuadro lleva por lo menos de 30 a 40 capas diferentes.

El artista ha expuesto Urbe entelequia en Nueva York (Jadite Galleries), donde le ha llamado la atención ver que como mexicano podemos hacer cosas que sorprenden en ámbitos que a veces uno piensa que de ahí, del extranjero, llegan proyectos de otra magnitud. En México tenemos capacidades y lenguaje; hay que apostar por proyectos de competencia a escala internacional.

La muestra de Cuernavaca, donde reside desde hace tiempo, también incluirá tres pinturas de su nueva serie titulada Cosmometría, que deja atrás las ciudades en pro del cosmos. El elemento geométrico, acota, es porque también en ese orden universal hay siempre todo un ejercicio de la armonía.

Cosmometría

 

Serie desarollada con un recurso lúdico con efecto en  3D. Bajo el título "Los ojos no ven, son trasmisores", fue presentada en: La Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en la Galería Pedro Gerson del Centro Deportio Israelita, Entre otros.

 

 

 

Estado de derecho

 

El crimen, la intimidación y el miedo predominante en México --además de paralizar de múltiples maneras a la sociedad-- han permitido a quienes ejecutan actos criminales y de corrupción, pretextos recurrentes para incumplir el Estado de Derecho. Desgraciadamente y, bajo la premisa de la seguridad, algunas autoridades han dispuesto medidas que afectan las garantías individuales de los ciudadanos; asimismo, el mutis que muestran alrededor de diversas transgresiones, fortalece la impunidad y contribuye a la violación de los derechos humanos.


Las prácticas injustificadas --secuestros, ejecuciones y detenciones ilegales, entre otras-- lejos de ser asuntos del pasado, alcanzan actualmente una condición relevante, porque son hábitos que persisten y, al parecer, no son suficientes los mecanismos para limitar eficientemente la actuación arbitraria de violadores, criminales e infractores de cuello blanco. Con su persistencia, la inseguridad y la injusticia obtienen alarmante estímulo.

 

La impunidad, ausencia de investigación (en muchos casos) y la falta de sanción a los responsables, continúa siendo uno de los múltiples pendientes. Al verse mermada la justicia, se pierde la posibilidad de erradicar los crímenes de lesa humanidad. Para no convertirnos en cómplices silenciosos y revertir esta situación hacia una vida más digna y democrática, es indispensable la participación responsable y activa de todos.

Piezas individuales

Diversos temas

 

 

Aquí se puede observar pinturas realizadas sin ser parte de una serie en particular y en diferentes años.

© 2013 BY elsalmon, Ediciones